Homeschooling, Unschooling y otras alternativas

Rogelio Valdés /
 

Durante estos últimos años hemos visto cada vez a más padres buscar alternativas educativas. Algunos buscan un cambio para brindar mejores las oportunidades académicas, hay quieres quieren frenar el bullying que sufren sus hijos, otros que ven lo poco flexible del sistema, etc. Afortunadamente ya existen muchos modelos de educación alternativa y solo hace falta informarse bien para elegir el que mejor se acomoda a las necesidades de la familia. Hoy les quiero hablar sobre algunos de los modelos más populares y de los que más nos preguntan los padres que quieren un cambio educativo.

 

Pero antes de empezar, si quieres entender las alternativas educativas que existen pero aún no sabes como se obtiene una validez oficial de estudios te invito a ver este video que hicimos sobre certificación. Los métodos de ese video aplican para cualquiera de los siguientes modelos.

 

Ahora si, lo primero que escuchamos es el homeschooling. Que no se debe confundir con la educación en casa por videollamada que experimentaron las familias en la pandemia. El homeschooling utiliza recursos como libros o plataformas digitales para que los alumnos aprendan por su propia cuenta con el apoyo de sus padres. Las escuelas tradicionales impartieron clases por zoom por la pandemia y, si bien es cierto que los padres se involucraron más, seguía habiendo maestras dando cátedra, preparando clase y revisando tareas. En un modelo homeschooling los padres deben preparar los recursos y revisarlos.

 

Otra alternativa popular es el unschooling. Esta metodología es similar al homeschooling porque no se va a una escuela tradicional y se aprende de forma autodidacta. La principal diferencia es que aquí las familias no buscan cumplir con un objetivo curricular definido. Es decir, las familias que practican homeschooling no se preocupan si la secretaría o el ministerio de educación dicta que todos los alumnos de cierta edad deben aprender sumas y restas durante ese ciclo. No quiere decir que el alumno no va a adquirir estos conocimientos. Sino que el tiempo y la forma en la que aprende es libre. Se toma más en cuenta el interés que tiene el alumno en ese momento para dirigir un aprendizaje.

 

También se ha vuelto cada vez más popular el formar grupos burbuja. Aquí se puede seguir una metodología homeschooler o unschooling, la diferencia es que aquí se crean grupos de aprendizaje que van desde 5 a 10 alumnos normalmente. Se reúnen en un espacio cercano a sus casas o en una de las casas de los integrantes y llevan a cabo sus actividades de forma grupal. Pareciera que se está formando una escuela tradicional pero realmente cada alumno avanza de forma individual en su curriculum. Trabajan juntos pero en diferentes objetivos.

 

Estas son las 3 principales alternativas educativas. ¿Cuál es la mejor? Habría que ver cuales son las necesidades que tienen como familia. Tal vez buscan viajar por el mundo y no tienen un lugar fijo. Quizás solo quieren llevar una educación más personalizada para sus hijos pero sin que se pierda el contenido académico.

 

Nosotros en Robin tenemos un nuevo tipo de escuela que combina aspectos de los 3 modelos que te mencioné. Te invito a que la revises con más detalle porque puede ser una solución si estás buscando o incluso ya practicas alguno de estas alternativas educativas.

 

En pocas palabras les ayudamos a las familias con el contenido y planeación curricular, con la mentoría académica a los alumnos y con la certificación internacional. Puedes ver todos los detalles en robinacademy.com/escuela.

 

Espero te haya servido esta comparación para entender mejor cada modelo. Si te interesan estos temas te invito a suscribirte a nuestro canal donde cada semana hablamos sobre educación alternativa y nuevas metodologías.

 

¿Quieres recibir noticias y promociones de Robin Academy? Puedes suscribirte a nuestro newsletter 😉👇

 
 
 
 

Continua con más contenido del blog

Ver más →